Seguridad en Minería: 5 riesgos que potencian accidentes

Post hecho hace un tiempo para mevol.cl, en la cual hablo acerca de lo que vi en terreno, en plena faena minera, vistos con el ojo de diseñador y oído de consultor:

Según cifras del Servicio Nacional de Geología y Minería (SERNAGEOMIN), en el transcurso del año 2011 fallecieron 29 trabajadores mineros, mientras que en el año de los 33 históricos rescatados (2010) murieron 45 personas en esta industria.

Al revisar tales estadísticas resulta natural preguntarnos: ¿por qué ocurren accidentes y muertes? y ¿por qué es tan vulnerable la seguridad en minería?

Para contestar estas preguntas es necesario tener en cuenta un sinnúmero de factores que influyen en que ocurran accidentes, muchas veces asociados a la existencia de minas ilegales, minería artesanal y pirquines sin regulación, aunque también se registran accidentes fatales dentro de la mediana y gran minería, a pesar de contar estas empresas usualmente con mejores estándares de seguridad que el resto.

inspeccion-accidente-RT

A pesar de las diferencias en estándares, se pueden identificar al menos 5 factores que potencian las posibilidades de accidentes en cualquier empresa minera, independiente de su tamaño, los cuales se describen a continuación:

1. Hombre nuevo:

Llamamos así al fenómeno de tener a alguien nuevo trabajando en faena, tenga este o no experiencia previa en minería, ya que no se encuentra familiarizado con el entorno, las máquinas, las costumbres del lugar y las personas. Si además este hombre nuevo no es inducido correctamente o no ha sido observado y entrenado por un tiempo suficiente en el rol que debe desempeñar y el estándar que debe cumplir, el riesgo se acrecienta. Por último, el riesgo es aún mayor cuando su supervisor le encarga tareas críticas o delicadas que requieren una experiencia y un knowhow definido.

En el año 2011, en la categoría de trabajadores fallecidos con menos de 1 año de experiencia, el porcentaje de fatalidad es de un 52% del total de los fallecidos de ese año (Fuente: SERNAGEOMIN).

2. La legalidad por sobre la práctica segura:

A través de nuestras experiencias hemos confirmado que en general en las empresas mineras el valor reinante al momento de hacer charlas o inducciones para informar sobre temas de seguridad, se enfoca en el cumplimiento de las leyes. Así, la seguridad es vista como un propósito legal, un paso necesario para obtener las firmas y permisos para poder operar.

Sin embargo, esta visión no asegura un cambio real en las prácticas de los trabajadores que tenga como resultado una disminución sustancial de los accidentes. A pesar de que se intenten cumplir las normas, los accidentes pueden seguir ocurriendo. Por esto, sostenemos la necesidad de entrenar habilidades en los trabajadores que potencien una mentalidad que los lleve a moverse bajos estándares seguros siempre, cuidando así su vida y la de sus colegas.

3. Roles con foco seguro:

Esto se refiere al problema de cuándo un mando directo actúa sólo bajo un liderazgo técnico, y se despreocupa de que su principal trabajo es el de resguardar la seguridad de todos los trabajadores.

Roles como el de Supervisor, muchas veces son otorgados sólo tomando en cuenta la experiencia de trabajo que tiene la persona, lo que constituye un problema ya que el tiempo llevando a cabo un trabajo no asegura que este se realice con un estándar seguro. Un trabajador que es ascendido a supervisor, de la misma manera, puede ser un buen mecánico, pero no tener las habilidades que este trabajo requiere.

En el caso de los Prevencionistas – otro rol que es vital en el ámbito de la seguridad- es común que desgasten muchas energía en obligaciones burocráticas, pero esto no debe impedir que su principal foco esté en la enseñanza previa segura de los trabajadores. Es crucial la dedicación con que entrenen a aquellos trabajadores que corren diariamente el peligro de accidentarse.

Respecto a los trabajadores, hay veces en que los supervisores reclaman que les llega dotación no capacitada o con un perfil poco acorde a lo requerido.Esto ocurre básicamente debido a la gran demanda de personas que genera la minería y la insuficiente preparación técnica de la población para satisfacer esa demanda. El filtro del reclutamiento, además, es clave, para que se seleccionen personas aptas para el trabajo asignado.

Pero también una vez adentro, cada trabajador debe pasar por un proceso de entrenamiento, que le permita acostumbrarse al ambiente, al trabajo y al régimen seguro. Esto no sólo para los que llevan poco tiempo en el rubro y no saben como actuar, sino que también para los que llevan muchos años trabajando en faena, ya que estos tienden a ser excesivamente confiados y cometer errores que pueden terminar, eventualmente,en un accidente.

4. Uso correcto y mantenimiento de los Elementos de Protección Personal (EPP):

Es una realidad que los supervisores y prevencionistas hacen valer en sus trabajadores la obligación, por ejemplo, del uso del casco. Sin embargo, en muchos casos se puede observar que los cargos mayores no los usan, lo cual comunica a los trabajadores que esta práctica no es tomada en serio.

Por otra parte, no es suficiente con que los trabajadores tengan un juicio acertado de cuales EPP deben usar en cada momento, sino que es necesario que sepan usarlo de manera correcta. Para esto las empresas mineras deben por una parte, implementar políticas que potencien el cuidado de los EPP que contemplen prácticas de mantenimiento como por ejemplo, ejercicios en armar y desarmar el equipamiento, y por otra, entrenar a los trabajadores en un único uso del EPP (que es el correcto). Esto permitirá generar rutinas que obedezcan a un estándar de cuidado.

5. Diseño de instalaciones pensado en producción y no en las personas:

La verdad es que a pesar de que en los espacios donde se lleva a cabo el trabajo minero, hay seres humanos trabajando, el diseño de la maquinaria y las instalaciones generalmente no contempla tal factor humano.

Un ejemplo de esto, es el caso de las correas transportadoras en las cuales se transporta material, pero donde eventualmente puede caer un trabajador dentro y ser transportado hacia un chancador, ya que la única seguridad con que se cuenta en estos casos son Pull cords afuera en el perímetro.

El problema de no contemplar el factor humano, por lo tanto, es grave, pero desde el diseño es posible generar soluciones que permitan reducir e incluso evitar accidentes al momento de trabajar o hacer mantenimiento en espacios confinados del tipo en el cual se trabaja en minería. Así, sostenemos la importancia de la mirada del diseño al momento de contemplar la seguridad de las personas que trabajan en minería.

Para concluir, si el objetivo es disminuir la tasa de accidentes y muertes, no es suficiente llevar a cabo charlas con los trabajadores o detener trabajos, sino que es necesario pensar globalmente en un estándar que brinde seguridad, incorporando prácticas, equipamiento y una cultura orientada a la disminución de riesgos.

Iván Rosales.
Fotografía: autoría propia, “Inspección de accidente de trabajadores en mina Radomiro Tomic, Octubre de 2010

 

Posted on Febrero 26, 2015 in diseño, minería, seguridad

Leave a reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

¿Eres humano? *

Back to Top