La usabilidad por sobre todo: el paradero de Tomé

screenshot-www.24horas.cl 2016-02-05 13-49-27

Hace días atrás se hizo famoso un paradero rural en la localidad de Tomé, VIII región. Todo pasó por una foto subida a Instagram, de alguien que la vio y claramente hizo crítica acerca del porqué estaba así y no al frente de la calle, como es de costumbre que veamos un paradero de micros. Claramente la publicación se viralizó y como una bola de nieve causó revuelo; .”..que en Chile hacemos mal las cosas…” y cosas con ese estilo y ánimo. Pero no ahondaré en eso, de eso no se trata este post, sino del fenómeno, de la decisión, del uso y de como alguien que “pasa” por ahí no lo ve, ni mucho menos lo entiende.

Finalmente el caso lo tomaron los medios de comunicación, entrevistando a gente y a la misma alcaldesa, las razones fueron:

  1. Por ahí se puede ver la locomoción venir desde una calle perpendicular y así mismo el chofer ve que hay gente esperándolo.
  2. Funciona mejor para el clima de la zona: en invierno, en esa posición protege de la lluvia y viento del norte; y en verano protege del sol mientras se espera la micro que pasa al menos casi cada 1 hora.
  3. Por lo tanto los mismos vecinos lo pidieron y fueron escuchados. Para ellos no es problema.

 

Finalmente viendo el fenómeno, diseño y uso, podemos decir entonces las siguientes declaraciones respecto a la experiencia:

  1. la usabilidad va y es para quienes la usan, no para quien la ve, tiene que ver con lo cotidiano, con usar el paradero y sacarle provecho
  2. una decisión de diseño por mas absurda que se vea, si funciona: manda.
  3. los recursos no limitan: se tiene un diseño (sea tal cual sea), no es necesario cambiarlo de manera radical, sino solo alterar el orden común de su ubicación, un simple, pero relevante cambio: el diseño cuando sirve, le sirve a la gente que lo usa.
  4. Respecto a las redes sociales: a modo de opinión personal, creo que la gente que las usan no tienen idea acerca de lo que pueden llegar a tener como efecto. Frente a eso, lo único que nos queda es ser responsable de lo que mostramos y como lo comunicamos. Por que después de todo, cuando se sabe por qué se hizo así, puedes quedar como un leso más que tuvo si minuto de fama.
  5. Uso del paradero como producto: si el paradero queda al revés y la gente lo usa y les sirve, acá hay un radical: “no me importa que esté al revés”, quizás sea necesario replantearse partes en el diseño que se usó, pero aún así lo seguirán usando porque les sirve, les ayuda. Acá una vez más el diseño de producto apunta al uso cotidiano, no a verlo de paso. Ayuda hacerse cargo de más requerimientos que solo un lugar para tomar la locomoción, obedece al entorno, a la lluvia y sol de la zona.
  6. Buen punto para desarrollar: diseño de paraderos rurales, en este caso se tomo uno estándar y se modificó su ubicación para que fuera funcional. Como moraleja queda: tal vez si se diseñara tomando en cuenta la experiencia de uso todo sería más amigable, no sirve que solo tenga techo, sino que contemple el entorno y ambiente. Otro punto no menor: ¿qué diseñador está preocupado o puede hacer algo que le sirva a la gente en el campo?

 

Mayor detalle de la noticia y comunicado posterior acá
Noticia desde TVN

Te interesa saber acerca del desempeño de tus productos y tu marca?, contáctanos

Iván Rosales
Diseñador Industrial
Experiencia de marca y de producto

 

Posted on Febrero 5, 2016 in diseño, experiencia, redes sociales

Leave a reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

¿Eres humano? *

Back to Top