EL valor de la marca desde adentro a afuera

Cuando un producto actúa tras bambalinas para un usuario promedio, para cualquier persona en realidad, no es coincidencia que ese aparato funcione por milagro, fiel ejemplo lo vivió Intel en los 90s y actualmente lo vivo con un cliente nuevo que desarrollo su marca. Intel vió valor en mostrar en el exterior que dentro del computador estaba su procesador, el corazón del aparato.

Imagen1

Por tal motivo en la época “Pentium”, ya decidieron dejar los nombres con números sin significado hablado, como nombre de portaviones en realidad y patentaron Pentium. Pero como si fuera poco, vieron que era necesario mostrar al usuario que había algo “adentro” que hacía que las cosas funcionaran estando tras bambalinas, la experiencia de usar un pc cambió, tanto éxito fue que al final muchas marcas de accesorios internos comenzaron a hacer lo mismo (windows, Nvidia, Energy…) Tal acción generó tendencia, el ver la pegatina ya hacía que la gente discriminara, nadie les habia explicado que habia en una placa madre, nadie les mostró que un procesador era el corazón, éste fue el primer acercamiento para humanizar el discurso de una marca.

 

La historia completa Intel Inside

*imagen: vía Google Images

Posted on Octubre 13, 2015 in marca

Leave a reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

¿Eres humano? *

Back to Top